martes, 30 de mayo de 2017

YOGA Y SILLA DE RUEDAS



Una de las razones por las que me gusta el Yoga es porque se adapta perfectamente a cada persona y a sus necesidades. Antes sólo estaban los libros, que mostraban cuerpos esculturales haciendo posturas imposibles. Después, con la llegada de las redes sociales, Youtube etc llegaron los vídeos de bonitas coreografías de Yoga, cada vez más complicadas, y más lejanas de la realidad de las personas de a pie. 

Esto muchas veces genera rechazo o frustración. Y mucha gente ni siquiera se anima a empezar a practicar porque sienten que son poco flexibles y nunca llegarán a conseguir hacer yoga “bien”. Y este es un tema que me molesta mucho. 

Existen muchas maneras de hacer bien una postura de Yoga. (Ni que decir tiene que la atención en el momento presente y el control de la respiración es fundamental). Lo importante es que el cuerpo se estire, se desbloquee y se fortalezca. Hacer los ejercicios con una lógica y un orden y hasta donde nos permitan nuestros límites físicos. Está igual de bien hacer una Asana sencilla como  hacer una avanzada. 

He trabajado en la ONCE, con personas con obesidad mórbida o con movilidad reducida. Esto me ha llevado a profundizar en nuevos caminos de adaptabilidad de las posturas de Yoga, buscando variantes que puedan ajustarse a la situación de los alumnos. 

Hoy me gustaría presentaros a Julia. Amiga de mi infancia. Ella nació con espina bífida. De cintura para abajo no tiene sensibilidad. Todavía recuerdo como tanto en las clases de gimnasia del colegio como en las del instituto siempre la tenían al margen. Allí en una esquina, sin hacer nada hasta que terminase la hora. Supongo que pensarían que como no puede caminar que para qué va a hacer ejercicio…

Nadie se paraba a pensar que sus manos son sus pies y sus brazos sus piernas. Nadie de aquella se paraba a pensar en que fortalecer y estirar el tren superior es fundamental para que ella pueda manejar sin dolor ni futuras lesiones una silla con su peso. Nadie se paró a pensar que tiene unos órganos internos que por falta de movimiento pueden acabar atrofiándose o funcionar de manera incorrecta.

Aquí debajo os dejo una de las series de posturas adaptadas especialmente para ella. Son básicamente ejercicios para el tren superior. Aunque las fotos no lo muestran debemos trabajar el cuerpo de manera biletaral.

Más adelante subiré otra con torsiones, flexiones y más variantes.



jueves, 18 de junio de 2015

Saludo al sol - Adaptado

El saludo al sol es una secuencia de  doce posturas (Asanas) de Yoga que unidas a la respiración generan múltiples beneficios. Es practicable y adaptable para personas de todas las edades y niveles.

Aquí os dejo una muestra del Saludo al sol adaptado, para personas con poca movilidad, tercera edad o que estén empezando.

Recomiendo hacerlo de forma lenta, consciente y sintiendo cada postura.

video