jueves, 9 de junio de 2011



Asumir otro color,

 el del oro o el agua, 

el de la sed o el hastío,

ser una historia,

sin término ni principio. 


Luz Mercedes Orrego Morales


 



Luz Mercedes Orrego Morales