viernes, 19 de abril de 2013

ANULOMA VILOMA ( RESPIRACIÓN ALTERNA)

Anuloma Viloma es una de las técnicas de respiración más usadas en Yoga. Es una respiración profunda y consciente que aporta numerosos beneficios tanto a nivel físico como a nivel mental-emocional. Por un lado oxigena el organismo y ayuda a la eliminación de las toxinas del cuerpo, por otro lado, despeja la mente y la calma, armoniza  el sistema nervioso y equilibra el flujo respiratorio por las dos fosas nasales que a menudo presentan algún tipo de descompensación. 
A nivel energético sirve para limpiar y purificar los Nadis y controlar y utilizar conscientemente el Prana (energía vital).

Antes de comenzar la práctica conviene hacer una limpieza de las fosas con agua y sal. Si no es posible usaremos un pañuelo de papel.

Para practicar esta respiración se debe adoptar una postura cómoda, con la espalda recta. La posición puede ser sentado en el suelo con las piernas cruzadas. Si se presentan molestias en la columna vertebral se puede utilizar el apoyo de un cojín en la espalda o debajo de las caderas. Si la tensión o el dolor persiste es aconsejable deshacer la postura y realizarla sentado en una silla.

Se utiliza una posición concreta de las manos (Mudras)

 Chin mudra en la mano izquierda: que queda apoyada sobre la rodilla con la palma de la mano hacia arriba, el índice y pulgar se tocan mientras que los otros dedos permanecen extendidos.
Vishnu mudra en la mano derecha: el índice y el corazón se doblan al interior de la palma de la mano. El dedo pulgar de la mano derecha se utiliza para tapar la fosa derecha, mientras que con el meñique y anular de la misma mano se tapa la fosa izquierda. El brazo izquierdo no debe apoyarse en el tórax y la cabeza no debe de descender.

RESPIRACIÓN POR UNA FOSA NASAL (PRE-ANULOMA-VILOMA)

Se comienza inhalando por ambas fosas nasales. A continuación se tapona la fosa nasal derecha con el pulgar y se exhala por la fosa izquierda, se inhala y exhala por esa misma fosa tres veces y se repite el ejercicio del otro lado, es decir, taponando la fosa nasal izquierda con el anular e inhalando y exhalando tres veces por el lado derecho. Este ejercicio ayuda a abrir bien las fosas nasales y a corregir malos hábitos a la hora de respirar. Es fundamental dominar bien esta técnica antes de pasar al siguiente ejercicio.

ANULOMA-VILOMA

Se cierra la fosa derecha con el pulgar, (índice y corazón doblados)  Se inspira por la fosa izquierda de forma profunda y lenta. Después se lleva el anular a la fosa izquierda y se tapona haciendo un efecto pinza y a continuación se abre la fosa derecha retirando el dedo pulgar y se exhala. A continuación se repetirá este ejercicio pero en sentido inverso, es decir, inhalando por la fosa derecha mientras se mantiene el anular en la fosa opuesta, de nuevo se realizará el efecto pinza llevando el pulgar a la fosa nasal derecha dejando las dos taponadas y por último se retirará el dedo anular exhalando todo el aire.
Siempre deberemos terminar el ciclo de respiraciones exhalando por la fosa por la que comenzamos a inhalar, es decir, la fosa izquierda.

ANULOMA-VILOMA CON RETENCIONES

Con el tiempo se podrán ir incrementando tiempos y retenciones. Sin demasiado agobio para que la respiración se haga de una manera lo más natural posible y se pueda controlar mejor. 
Pueden hacerse ciclos de tres tiempos en la inhalación y seis en la exhalación, o de cuatro en la inhalación y ocho en la exhalación. Siempre el doble en la espiración que en la inspiración. 
También se pueden hacer retenciones (al principio solo retenciones sin añadir tiempos de inhalación y exhalación) simplemente manteniendo el aliento cuatro o seis segundos. 
Esto nos ayudará a practicar para poder llegar a hacer con el tiempo una vuelta completa de Anuloma Viloma, que consistiría en inspirar en tres tiempos, retener doce y espirar en seis. El tiempo de la retención es siempre cuatro veces el de la inspiración o dos veces el de la espiración. Con práctica se pueden llegar a realizar hasta diez vueltas.