viernes, 14 de octubre de 2011



La tristeza 

es un agua interior,


un río que fluye 


sin que nadie 


lo detenga,


hacia el abismo, 


donde un Careonte


ansioso aguarda 


la estrella 


de tu desgracia. 


Mercedes Orrego Morales