jueves, 16 de febrero de 2012


Mira encantada la forma

como sus pies se acomodan

al mármol, 

mira inquieta su vestido 

de oro y marfil,

sonríe al reconocer 

Su destino entre los mortales. 



                                                                                                 Luz Mercedes Orrego Morales