viernes, 3 de febrero de 2012



Ante la amargura de hoy,

la alegría de ayer es una ilusión.

La emoción del momento siempre es eterna.



María Jesús Vanetto